08 febrero 2009

Sholay (1975)


Duración: 198 minutos
Género: Western, acción, drama.
Dirigida por:Ramesh Sippy, con guión de Javed Akhtar y Salim Khan.
Reparto: Dharmendra (Veeru), Amitabh Bachchan (Jai), Sanjeev Kumar (Thakur), Hema Malini (Basanti), Amjad Khan (Gabbar Singh), Jaya Badhuri (Radha).
Calificación IMDB: 7.5

Sinopsis Argumental: Thakur, un policía retirado, contrata a dos bandidos que una vez le salvaron la vida para que capturen a un villano que martiriza a los pueblos de la región junto con sus secuaces, robándoles, matándolos y cobrándoles tributos. Para ello los saca de la cárcel y les ofrece una importante recompensa en dinero si se lo entregan vivo.
Historia y guión (4.5/5): Película con inspiración western, filmada en la India: una primera mirada no sería muy optimista al respecto. Qué tiene de novedoso el formato como para que funcione? En realidad nada. Hay un rufián que tiene a mal traer a policías y habitantes del pueblo, unos ladrones pícaros con muchas agallas que intentarán atraparlo, y un romance apenas sugerido con miradas entre los protagonistas y dos de las mujeres de la aldea.Y entonces? Lo maravilloso es que funciona, a pesar del argumento harto trillado. Los protagonistas son muy queribles, las escenas de pelea son entretenidas y bien realizadas, hay escapadas a caballo, explosiones arriba de un tren, dinamita, tiros por doquier. Finalmente lo que vemos es una película que si bien abreva en los clásicos de vaqueros y el spaghetti western de los 70, lo actualiza muy bien en una producción con sabor local y muy muy entretenida de ver.

Actuaciones (5/5): Puedo afirmar sin duda que es una de las películas indias mejores actuadas que he visto. En otras, quizás está muy bien alguno de los actores, o un par, y el resto no tanto. En ésta, el nivel es muy parejo. Dharmendra y Amitabh Bachchan están absolutamente espectaculares. Sanjeev Kumar, muy bien; Hema Malini como la charlatana Basanti realmente nos taladra la cabeza con su parloteo sin fin. Jaya Badhuri como la atormentada viuda, elocuente aunque no dice una palabra en todo el film. El villano Gabbar Singh, un poco caricaturesco, pero no ridículo sino tirando a desquiciado. Un placer de ver.
Coreografías y música (3.5/5): La banda de sonido no fue tan exitosa como la película, que es la más vista de la historia del cine comercial indio. Los bailes son tirando a simples. Lo mejor es sin duda la aparición de Helen como la gitana del campamento que baila en la canción "Mehbooba Mehbooba". "Yeh Dosti" en su versión alegre parece sacada de un programa de Benny Hill, incluyendo partes pasadas a mayor velocidad para dar un toque cómico (que no me agradó demasiado porque le quita seriedad al film). Sin embargo esta misma canción cuando aparece en su versión triste al final, deja un sabor amargo en la boca debido a la escena que la acompaña. La canción de la fiesta de Holi, en un marco de polvos multicolores que se arrojan los bailarines, resulta visualmente muy atractiva.
Lo mejor: la escena en el tren y la del puente casi al final son para estar clavado a la silla.

Lo peor: cuando los secuaces de Gabbar Singh atacan el pueblo durante el Holi, se ve claramente y en primer plano cómo uno de los "muertos" corre el hombro y la cabeza para que no lo pise un caballo. Es un detalle desprolijo que se nota mucho y arruina toda la escena.

Resumiendo: merecida fama de clásico.
Puntuación final: 8.7/10