20 enero 2009

Darr (1993)



Duración: 178 minutos
Género: Thriller, suspenso.
Dirigida por: Yash Chopra, con guión de Honey Irani.
Reparto: Sunny Deol (Sunil), Juhi Chawla (Kiran), ShahRukh Khan (Rahul).
Calificación IMDB: 7.3
Sinopsis Argumental: Kiran es una joven que está comprometida para casarse con su novio, Sunil. Sin ella saberlo, es seguida de cerca por un admirador no muy cuerdo, Rahul, quien comienza a acosarla con cartas, llamados telefónicos, y más tarde con intrusiones a su casa. Cuando las cosas comienzan a ponerse un poco más complicadas, Sunil decide adelantar la boda e irse del país junto con su esposa, pero eso sólo consigue enfurecer al psicópata, quien ahora se pondrá aún más audaz e intentará conseguir "por las malas" lo que no pudo conseguir "por las buenas".
Historia y guión (4.5/5): Excelente thriller de suspenso con un muy buen guión. Los primeros 15 o 20 minutos, la película no vale gran cosa, es ridículamente melosa, predecible y por qué no decirlo, ordinaria, berreta. Pero de ahí en más (desde la escena donde el psicópata está haciendo el jueguito de "me quiere, no me quiere" en una cornisa de un edificio) la película comienza a tomar ritmo. Las acciones cada vez más arriesgadas y terribles de Rahul, nos ponen los nervios de punta. Como si fuera poco, la pobre Kiran tiene un novio entre estúpido y cruel que empeora las cosas (si a mi novia la estuviera persiguiendo un psicópata no le saldría de adentro de un placard para sorprenderla, ni trataría de ahogarla en una piscina a oscuras para hacerle una broma). Bien dirigida por Yash Chopra, quien no sólo logra hacer bajar la guardia en algunas escenas (y después pasa algo inesperado) sino que logra hacer poner nervioso en muchas situaciones donde parece que va a pasar algo terrible (y después no pasa nada). Sin duda hoy en día esta misma película, producida por Yash Raj sería absolutamente impresionante. A esta versión le falta algo de calidad y cae en muchos de los clichés de las películas indias de los 80s y principios de los 90, por ejemplo ese lago de Suiza que nos tiene hartos, y las escenas de pelea mal hechas.
Actuaciones (4.5/5): ShahRukh Khan, si bien es el malo y no el héroe, se roba la película. No sólo una excelente interpretación, con el ya clásico "K...k...k...Kiran!" sino que por momentos es adorable y odioso todo al mismo tiempo. Asusta, y mucho, pero nos inclinamos por él a pesar de que el personaje es tan peligroso como patético. Sunny Deol queda totalmente opacado, y el heroico prometido resulta bastante insulso, cosa que pareció molestarle mucho al actor cuando se estrenó el filme. Juhi Chawla es otro tema. Su actuación como Kiran es memorable, ya que el personaje es muy inocente y muy atrevido a la vez, muestra mucha piel, usa ropa muy sugestiva y los bailes son bastante sexys pero aún así tiene un aura virginal y de desprotección. No es de extrañar entonces que se haya ligado a Shahrukh con Juhi en un affair extramatrimonial luego de esta película. Ambos están muy atractivos pero por distintos motivos, el primero por su perversidad, la segunda por su inocencia.
Coreografías y música (3/5): Las canciones siguen la tónica de las producciones de Bollywood de esa época, no son nada fuera de lo común. Los bailes no muy elaborados, siendo las mejores canciones "Jadoo Teri Nazar" (que se transforma en el leitmotiv del acosador, con su frase "Digas que sí o digas que no, eres mía, Kiran", y va cobrando cada vez más amargura a medida que avanza el filme) y "Tu Mere Samne", un racconto de las ilusiones de Rahul.
Lo mejor: el psicópata cada vez más patético, arriesgado y violento. No puedo contar más sin arruinar la película.
Lo peor: Por qué en la pista de baile del hotel de Suiza pasan sólo esa apestosa canción de Richard Marx toda la noche?
Resumiendo: hoy duermo con las puertas y ventanas bien cerradas.
Puntuación final: 8.0/10


2 comentarios:

Catherine dijo...

Excelente tu blog, ya hacia flata una pagina que pusieroa criticas en español de solo Bollywood. Te agrego a mis links

nana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.